COVID-19. Abrimos las fronteras. Leé la información acá.

Buscá en la Ruta Natural

Acá vas a poder buscar en la página de la Ruta Natural el contenido que querés encontrar

Buscar:

Ciudad Sagrada de Quilmes

Tucumán

Es uno de los principales sitios arqueológicos de la Argentina. Por su magnitud, el estado de conservación y el paisaje donde está emplazado, realmente sorprende. Caminar entre sus pircas, sitios ceremoniales y miles cardones es una experiencia inolvidable. Además tiene un centro de interpretación de gran nivel. Está muy cerca de Amaicha del Valle, sobre la mítica ruta 40.

Se puede visitar todo el año. Es fundamental recorrer el centro de interpretación antes de ingresar al sitio y entender qué se está por ver. Parte del recorrido se hace con guías de la comunidad local. El ingreso es arancelado pero accesible.

Para conocer
La vida de los Quilmes

Habitada por el pueblo de los Quilmes, la ciudad alcanzó un gran desarrollo social y económico en el siglo XII. La llegada de los conquistadores españoles inició un extenso período de luchas hasta que, finalmente, los habitantes de la ciudad fueron doblegados y muchos de ellos obligados a desplazarse a pie hasta las afueras de la ciudad de Buenos Aires.

 

Actualmente se pueden visitar las reconstrucciones de la zona residencial en la falda del cerro, una fortaleza en la cima y dos fortines sobre la cornisa.

 

Una serie de senderos recorre el emplazamiento, y va ofreciendo vistas de las construcciones, morteros, sitios ceremoniales y viviendas. El paisaje es imponente y a medida que se asciende se tienen impresionantes panorámicas de todo el sitio y más allá. 

 

La recorrida total depende de las ganas y aptitud física de los visitantes, pero vale la pena dedicarle al menos un par de horas. Si vas durante la mañana o al atardecer, seguramente te lleves imágenes imborrables del lugar. 

El centro de interpretación, en la entrada del sitio, ofrece una singular línea de tiempo que consigna el pasado de esta zona y cómo vivían los Quilmes, varias instalaciones y permite ver muchas de las vasijas y otros materiales encontrados en el lugar. 

En los alrededores

En la Ruta del Vino se pueden recorrer bodegas y degustar vinos realizados con técnicas modernas y ancestrales. En Amaicha del Valle se destaca la única bodega comunitaria de Sudamérica manejada por un pueblo originario.
 
Amaicha también es parte de la Ruta de los Artesanos y se puede tomar como base para hacer excursiones al desierto de Tiu Punco, un bosque petrificado con fauna autóctona. También se puede visitar el dique Los Zazos, el río Amaicha y las cascadas del Remate.
 
Talapazo, localidad a 14 km de la Ciudad Sagrada de Quilmes, logró impulsar el Turismo Rural Comunitario con la intención de integrar a los visitantes a su comunidad, ritos y costumbres. Las familias que la conforman están dedicadas al cultivo de frutas, la cría de animales, la elaboración de dulces y platos típicos, vinos caseros e infusiones. Los anfitriones transmiten toda la sabiduría de sus antepasados a través de caminatas guiadas por las sendas calchaquíes, compartiendo el legado de las historias y leyendas de su pueblo preservadas a lo largo del tiempo.

Cómo llegar y moverse

El acceso a la Ciudad Sagrada de Quilmes está unos 3 km al norte del empalme de la RP 307 con la RN 40. Luego son 4 km de camino de tierra hasta llegar al lugar. 

 

Para llegar desde San Miguel de Tucumán hay que tomar la RP 307 y son 183 km. Como alternativa, son 54 km desde Cafayate (Salta) o 35 km desde Santa María (Catamarca). 

 

Hay transporte público que conecta San Miguel de Tucumán con Amaicha del Valle o Colalao del Valle. Se pueden contratar excursiones.

 

Dónde alojarse
La localidad más cercana es Amaicha del Valle que ofrece distintos tipos de hospedaje y propuestas gastronómicas. También es posible alojarse en Talapazo y en las bodegas de la zona.

También hay alojamientos, restaurantes y servicios en Cafayate (a 50 km en la provincia de Salta) y en Santa María (a 35 km en la provincia de Catamarca).
Más info